CR7 hará lo imposible para estar ante el Bayern

CR7 hará lo imposible
para estar ante el Bayern

Mientras los jugadores del Real Madrid disfrutaban de día y medio de descanso tras proclamarse campeones de la Copa del Rey, Cristiano Ronaldo acudía a la solitaria Ciudad Deportiva de Valdebebas para entrenarse y apurar sus opciones de llegar a las semifinales contra el Bayern.

Ya con el grupo, dio un pasito más y saltó al terreno de juego para hacer carrera y probarse con una serie de ejercicios de movilidad sobre el césped en los entrenamientos de viernes y sábado.

No hay descanso para CR7, que tras perderse el Clásico de Copa no quiere faltar a ni una final más esta temporada. Y la semifinal de la Champions desde luego que lo es, casi tanto o más que el duelo copero del pasado miércoles.

La pierna izquierda de Cristiano es posiblemente la parte del cuerpo más mimada de todo el planeta. En manos de Joaquín Juan, el fisio de Pau Gasol, CR7 trabaja diez horas al día, en sesiones de mañana y tarde, para poner fin a sus molestias en el tendón rotuliano y curar una rotura de un centímetro y medio en el bíceps femoral.

Ninguna de las dos lesiones son poca cosa. La tendinitis del rotuliano le provoca un dolor muy difícil de soportar y la pequeña rotura fibrilar que sufre siempre está en riesgo de agrandarse si no se cura bien. Y a estas alturas de temporada, el más mínimo contratiempo muscular en esa zona sería decir adiós a la campaña.

Por eso, la situación es límite, aunque el fisioterapeuta que le trata ya ha protagonizado varios milagros en los últimos años. Ángel di María puede dar fe de ello, ya que hasta que no se puso en sus manos, no finalizaron sus problemas musculares.

Cristiano Ronaldo juega por tanto una carrera contrarreloj que finaliza el próximo miércoles, fecha en la que el Real Madrid y el Bayern disputarán el partido de ida.

Ancelotti aseguró el pasado miércoles que esperaba poder contar con su estrella y en el mismo sentido se manifestó Florentino Pérez: «Cristiano es un portento y va a hacer todo lo posible por jugar, espero que podamos verle en el campo. Tiene buenas sensaciones». Pero la realidad es que ni presidente, ni entrenador saben todavía si Ronaldo podrá jugar.

No quieren riesgos
Si Cristiano juega o no dependerá en buena medida de los riesgos que existan de recaer o empeorar de sus lesiones. Si existe un peligro claro de aumentar sus problemas, CR7 no jugará. No se va a forzar lo más mínimo al jugador portugués, sobre todo porque en el Madrid entienden que la eliminatoria se va a decidir en el partido de vuelta.

Cristiano aseguraba el pasado miércoles, sobre el mismo césped de Mestalla, que los dolores van desapareciendo, pero no era capaz de poner fecha a su reaparición.

Su idea, estar en el Santiago Bernabéu el próximo miércoles, pero tampoco descarta la posibilidad de dejarlo todo para la vuelta: «Ya casi no siento dolor, pero hay que ir poco a poco. Quiero volver al equipo cuanto antes y ayudar a mis compañeros. Pero ya veremos si estoy el miércoles o tenemos que esperar a la vuelta».

Lo que parece seguro es que no jugará en Liga ante Osasuna el próximo sábado. CR7, sólo para la Décima.

Ancelotti nunca ha perdido contra el Bayern

Málaga - Real Madrid

Al frente del Milan, el entrenador italiano se midió en seis ocasiones al conjunto de Múnich, con un balance de cuatro victorias y dos empates.

Carlo Ancelotti guarda un buen recuerdo de sus enfrentamientos contra el Bayern de Múnich. El entrenador madridista se ha visto las caras con los alemanes en seis ocasiones, todas durante su etapa en el banquillo del Milan. El balance es excepcional: cuatro victorias y dos empates. Curiosamente, en las dos temporadas que conquistó la Champions se midió al Bayern.

En 2002, Ancelotti coincidió con el equipo de Múnich en la Fase de Grupos. El Milan ganó los dos partidos, 1-2 en Alemania y 2-1 en casa. En la campaña 2005/06, ambos conjuntos se enfrentaron en octavos de final y los italianos superaron la eliminatoria gracias a un empate en el Allianz Arena (1-1) y una goleada en Milán (4-1). Por último, el técnico madridista de deshizo del Bayern con un 2-2 y un 0-2 en cuartos de final de la Champions 2006/07.

Las mejores fotos de la afición del campeón

"Nuestra gente ha estado increíble", dijo Pepe tras la final. Los jugadores sintieron una vez más el apoyo de los madridistas, desde la llegada a Valencia hasta la celebración en Cibeles.

Gracias Afición











El  Real Madrid volvió a ser campeón de Copa en Mestalla y su afición tuvo mucho que ver en ello. Desde que aterrizó en Valencia, el equipo se sintió arropado por sus seguidores. Más de 300 esperaron al conjunto blanco en el aeropuerto de Manises y otros 400 le dieron la bienvenida en el hotel.

El día del encuentro, los madridistas en Valencia se repartieron entre la Fan Zone, las puertas del hotel de concentración y Mestalla, esperando la llegada de los jugadores. El trayecto que hicieron los blancos en autobús hasta el estadio fue espectacular, escoltados por una afición que vivió intensamente la final.

La fiesta vivida a lo largo del día en la ciudad se prolongó durante el partido. Vestidos en su mayoría con la camiseta blanca y mostrando un enorme tifo en el que se podía leer “Hasta el final, vamos Real”, los aficionados vivieron un encuentro vibrante que culminó con el gol de Bale.

Ancelotti, impresionado
"Estoy contento de haber estado aquí y vivido este espectáculo. La afición nos ayudó mucho", declaró Ancelotti en la conferencia de prensa posterior al partido. La Copa era madridista y la fiesta se trasladaba a la capital de España. Pero antes de coger el vuelo de vuelta, más de 200 personas despidieron a los campeones en Manises.

Finalizado el choque, la Plaza de Cibeles se convirtió en el punto de encuentro de miles de aficionados que quisieron celebrar el nuevo título junto al equipo. Esperaron hasta que aparecieron los jugadores y se produjo el momento más esperado, cuando Casillas ató al cuello de la Diosa una bandera y una bufanda del Real Madrid. La frase de Pepe resumió el sentir de la plantilla: "Nuestra gente ha estado increíble".